lunes, 28 de marzo de 2016

Echo de menos lo que podríamos haber sido, lo que nos podríamos haber aportado el uno al otro. Echo de menos la sensación de comodidad de cuando estábamos bien. Pero son cosas que no volverán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario